ESP / EN / POR
22:35 | MIE 22.10.14 |
T 25° H 61%
Siguiente
20/10/14

En la zona del puerto hay 19 obras en marcha que se suman a varios edificios terminados. Contrasta con la Ciudad, donde los permisos para edificar cayeron a los niveles de 2002.

En todo el país la construcción está cayendo y las estadísticas están entre las peores de los últimos años, pero en Olivos parece que no se dieron cuenta. Pese a la crisis, en los alrededores del puerto de esa localidad, cerca de la residencia presidencial, hay 19 edificios en marcha.

El sector principal es el de la Avenida del Libertador entre las calles Yrigoyen y Pelliza, pero también hay emprendimientos en las calles adyacentes, como Alberdi, Italia o Bartolomé Cruz. En la esquina de Libertador y Corrientes, por ejemplo, se está levantando una torre de 20 pisos.

A diferencia de lo que sucede en Capital Federal, donde los desarrolladores apuntan en general a hacer departamentos chicos, las propiedades que se edifican en Olivos son amplias y lujosas, en edificios que suelen tener otros servicios, como gimnasio o salón de usos múltiples. Por eso el valor del m2 es muy alto: según un informe de la consultora Reporte Inmobiliario, el precio promedio de estos departamentos es de US$ 2.794 el m2. Esto es superior a lo que se pide en edificios nuevos de Caballito o Villa Urquiza y está cerca de los US$ 3.200 por m2 que piden, por ejemplo, en los alrededores del parque Las Heras, en Palermo.

Se trata, claramente, de una oferta para un sector de altos recursos. De hecho, en Olivos pasa todo lo contrario con los departamentos usados: el precio de los alquileres se redujo el año pasado un 23,7%.

En muchos casos la construcción es impulsada por la búsqueda de un negocio y no de una vivienda: tal como pasa en Puerto Madero, muchas de las unidades construidas no están habitadas. Es que el crecimiento fue rápido: además de los 19 edificios en marcha, en los últimos años fueron terminados muchos otros de similares características. Y en muchos casos la construcción se financia con fideicomisos en pesos, lo que para algunos es una buena opción para proteger los ahorros.

Ahora, ¿por qué tanto interés en ese sector de Olivos? "La zona concentró obras por buena calidad del entorno ya construido, su homogeneidad, la conectividad y la existencia de buenos terrenos", explicó José Rozados, de Reporte Inmobiliario.

No sólo los desarrolladores de viviendas eligen esta zona. En los últimos años muchas empresas mudaron sus oficinas a Vicente López, en parte porque los precios de los alquileres en Capital. El acceso a buenos transportes y el tránsito rápido por Libertador, Maipú y la Panamericana fueron motivos que favorecieron la tendencia. Algunas firmas incluso la consideran una opción a Puerto Madero.

La explosión inmobiliaria en Olivos es parte de un fenómeno que abarcó en los últimos años a toda la zona costera de Vicente López, y que hasta incluye la construcción de un shopping cerca del límite de la General Paz. Fue un proceso que cambió el perfil urbano de la ribera del Río de la Plata, y que no estuvo exento de polémicas: algunos de los permisos de construcción fueron otorgados por excepciones al Código de Ordenamiento Urbano que votó el Concejo Deliberante local, en sesiones muy caliente, algunas de madrugada que, siempre estuvieron sospechadas.

Por algo, así como mucha gente destaca el crecimiento del partido, otros vecinos están en contra. "La zona costera nunca tuvo una planificación urbana, el desarrollo estuvo guiado por el negocio inmobiliario. No se contempló la necesidad de ampliar la infraestructura, con cloacas y servicios públicos. No hay cocheras, las calles están saturadas. Faltan espacios verdes, cuando llueve fuerte hay zonas que se inundan, y además los edificios tan altos cerca de la costa le quitaron aire y luz a las casas cercanas", se quejó Claudio Negrete, de la asociación Fundadores y Pioneros de Vicente López.

Lo cierto es que Olivos crece en construcción mientras el resto va en sentido contrario. En Capital, por ejemplo, el año pasado se aprobó la cantidad más baja de m2 a construir desde 2002. Respecto de la compraventa de departamentos, de acuerdo a las estadísticas del Colegio de Escribanos porteño, la caída fue del 9% en agosto respecto de igual mes del año pasado.

 

...
16/10/14

El banquero Jorge Brito busca diversificar sus negocios. Además de presidir el Macro ahora se embarcó en la apertura de una cadena de carnicerías premium, donde busca imponer la marca propia, Cabaña Juramento.
La primera sucursal la inauguró a pocas cuadras de su casa, en las Lomas de San Isidro. Pero ya se preparan para tener otro local en Puerto Madero y, para más adelante, otros en Nordelta, Palermo y Recoleta.

El empresario tiene una explotación ganadera en Salta, que se llama Inversora Juramento,y es el propietaria del frigorífico Bermejo, que ya vendía al público sus cortes con las marcas Campo Bermejo y Corte Ahorro. Por eso, le encargó a su hijo Marcos que pusiera en marcha un proyecto para traer sus cortes de alta calidad a Buenos Aires, donde buscan hacer pie con la etiqueta Cabaña Juramento y una carnicería boutique donde todo se vende envasado.

Marcos fue el encargado de desarrollar este proyecto, pero Milagros, también hija de Brito, se ocupó del diseño del local, a través de Vizora, la empresa de arquitectura y desarrollos inmobiliarios del grupo que ella dirige. La inversión fue de 1,5 millón de pesos.

Los fondos para hacer frente al proyecto ya los tienen asegurados justamente en el Banco Macro. Hace menos de quince días Inversora Juramento acordó con la entidad de Brito un préstamo de $50,5 millones, de los correspondientes a la "línea de inversión productiva"(que impuso el BCRA a los bancos para dar a las PyMES) a tasa subsidiada a 4 años.

Inversora Juramento es dueña de 82.000 hectáreas de las cuales un poco más de 56.000 son productivas, dos tercios con pasturas para ganadería y el resto para agricultura. La empresa está integrada verticalmente: desde la cría a la venta directa. Facturó $367,8 millones en los nueve meses al 30 de junio pasado, con una pérdida de $17,9 millones. Según su balance, en esos mismos 9 meses, la cantidad de cabezas enviadas a faena disminuyó 9,5 por ciento

 

...
Con el ICBC en Puerto Madero y el HSBC en Barracas, comenzó el éxodo. Hoy Santander Río, Galicia, BBVA Francés y Macro están construyendo sus propios edificios, que incluyen puntos muy distantes de la City porteña, como Barrio Parque o Chacarita. Las ofic
15/10/14

Si bien hace ya algunos años que los bancos empezaron a abandonar el microcentro porteño, en la actualidad el éxodo de las entidades financieras es una tendencia, sea mediante la construcción de un edificio propio como el alquiler de oficinas.

Entre los pioneros se encuentran el HSBC y el ICBC, dado que el primero apostó por el sur de la capital en 2005 mientras que el segundo, cuando todavía era Standard Bank, firmó en 2009 el alquiler en Puerto Madero. Cabe aclarar que ambos alquilan.

Hoy son varios los bancos que se suman a la mudanza: Santander Río y Galicia se van a otros barrios, mientras que BBVA Francés y Macro desembarcan en la zona de Catalinas. Estas entidades ya anunciaron sus planes y están en distintas etapas de la construcción y se estima que en 2017 las nuevas oficinas de los cuatro bancos estén operativas.

No todos los proyectos nacieron con el mismo objetivo, algunos se enfocaron en bajar costos, otros en facilitar el acceso de sus empleados, pero todos quieren modernizarse.

Según Horacio Sackmann Sala, Head of Corporate Real Estate de HSBC, uno de los principales motivos del éxodo es la falta de metros cuadrados: "Buscamos acotar los costos operativos y ante un excedente de pesos, producto de restricciones para girar dividendos, reinvertir ese dinero. Una buena táctica es posicionarse en activos". Al mismo tiempo, explicó que los alquileres en el microcentro son de u$s 35 a u$s 40 por metro cuadrado, mientras que en Barracas, donde está el nuevo edificio del HSBC, o el corredor panamericana zona norte, un máximo de u$s 20 por metro cuadrado , es decir una reducción del 50%.

Por su parte, la Gerente de Aprovisionamiento Estratégico de ICBC, María Inés Impaglione, subrayó que cuando en 2007 Standard Bank adquirió la mayoría de los activos y pasivos que tenía el BankBoston en el país, excluyendo varios edificios entre ellos el de oficinas que ocupaba en Catalinas, iniciaron un proyecto de relocalización. A su vez aprovecharon para modernizarse: "Veníamos de oficinas bastante conservadoras, en cambio ahora tenemos todo un piso abierto y un concepto de plaza de servicios". Al respecto, comentó que si bien las oficinas abiertas promueven el trabajo en equipo, también sirven para "darle más seguridad a la información que se maneja adentro del banco".

Los servicios abarcan desde salas de reunión internas y videoconferencias, hasta consultorio, restaurante, cafetería y salas de lactancia. De hecho todos los bancos apuntan a brindar, en mayor o menor medida, nuevas comodidades como gimnasios, vestuarios, terrazas. Por su fuera poco, los nuevos edificios están pensados para contribuir con una actividad más ecológica: por eso cuentan y contarán con cestos específicos, iluminación con led, un uso más ahorrativo del agua y la promoción del uso de la bicicleta, entre otras decisiones innovadoras.

"Los bancos estamos bastante viejitos", bromeó José Melián, gerente Principal de Medios de Santander Río. Melián aclaró que la construcción de los dos edificios, uno en Barracas, donde trabajará el back office, y el Barrio Parque, donde buscarán impulsar la renta alta, tienen que ver con una "reorganización para que el trabajo sea más eficiente". De todas formas sostuvo que las oficinas actuales eran modernas para las décadas del 70 y 80, pero no para el siglo XXI. "Estamos pensando en 30 años a futuro", expresó.

Por su parte, Galicia eligió construir en Chacarita, una decisión que combina la preservación del medio ambiente, bajar los costos operativos, ofrecer ambiente confortable y seguro a sus empleados, y minimizar riesgos operativos. Al igual que el HSBC, no abandonan por completo el microcentro, ya que los edificios principales siguen funcionando.

En cuanto al Francés, instalará su torre BBVA en el edificio que desarrolla Consultatio en la zona de Catalinas para "reunir al personal de las áreas centrales en un mismo ámbito". Bastante cerca estará Macro, sobre la avenida Madero, cuyo objetivo también contener todas las áreas corporativas. "El desafío es ser el edificio corporativo de mayor capacidad y acondicionamiento del país", aseguraron.

 

...
La nueva sucursal del HSBC en Barracas (arriba), la sede del Galicia en Chacarita (abajo izquierda) y la torre que ocupará el BBVA Francés en Catalinas (abajo derecha)
Aniversario La fiesta fue animada por distintos Djs y los invitados patinaron sobre dibujos. Se celebró así la década de un emprendimiento que le dio otra vida al barrio.
14/10/14

Alan Faena lo soñó como un lugar de encuentro y de celebración, un universo que nació hace diez años con un hotel y fue sumando edificios residenciales y el centro de arte que hoy conforman el Faena District, un proyecto que transformó el Dique 2 de Puerto Madero. Para celebrar montaron una instalación artística interactiva -una pista de patinaje neo-disco en la que los visitantes se deslizaron sobre un piso pintado al ritmo de la música que pasaron en vivo reconocidos DJ's- y una muestra retrospectiva. Anoche fue para invitados. Desde hoy y hasta el lunes quedará abierta al público con entrada gratis. El ingreso será por Aimé Paine 1169 y habrá patines para repartir aunque la gente podrá ir con los propios.

La cita para el evento de anoche era a las 19.30 pero los invitados comenzaron a llegar a las 20. Había funcionarios del Gobierno de la Ciudad como el ministro de Cultura Hernán Lombardi, quien se mantuvo lejos de la pista de patinaje como el ex jefe de Gobierno porteño y actual funcionario sciolista Jorge Telerman.

El dueño de casa Alan Faena hizo se aparición pasadas las 20.30. De impecable traje blanco y sombrero con plumas llegó junto a su mujer Ximena Caminos, quien además es Directora y curador del Faena Art Center.

"Para mí es un gran orgullo y un placer haber podido darle un lugar nuevo a mi ciudad que amo, Buenos Aires. Haber descubierto un lugar abandonado, tan lleno de vida, de luz, de árboles, de vida, de gente. Fue en poco tiempo, hace diez a doce años esto estaba realmente abandonado. Es una alegría inmensa que hoy ya no sea algo mío, es de la Ciudad y va a quedar en su historia", le dijo el empresario a Clarín.

Su referencia al abandono no es casual. Los 10 años que celebraba ayer el Faena marcaron también de alguna manera la transformación de Puerto Madero. Porque cuando el empresario compró en el año 2000 el edificio de los silos que había pertenecido a Molinos Río de la Plata la zona recién se estaba gestando. Y más allá del hotel, Faena terminó armando al Dique 2 en un barrio dentro del barrio. Con residencias de lujo y mucho contenido artístico.

Por eso anoche para festejar la combinación fue música y arte. En la entrada se repartían antifaces y la celebración fue animada por la transformista y DJ Lady Bunny como estrella invitada, además DJ Font, Felipe Zamorano Graffigna, Chamorro, Cisco, Novella y DJ Traviesa. Y la pista de patinaje estaba montada sobre pinturas.

Entre los invitados que se fueron sumando estuvieron Ginette Reynal, Nicolás Repetto y su mujer Florencia Raggi, Cecilia Roth, Julieta Cardinali, el músico Vicentico y su esposa Valeria Bertuccelli y el periodista Luis Majul. La música nunca dejó de sonar y si bien no todos se le animaron a los patines, pudo verse elegantes mujeres de vestido largo y rollers junto a los hombres de traje intentando hacer pie sobre la fila de ruedas.

"Nunca había tenido contacto ni conocimiento con el mundo de los hoteles, pero mi idea no era hacer un hotel sino un lugar de encuentro, de conocimiento, de cultura, de música, de sabores, de alegrías -contó Faena-". "Que la gente viva en espacios especiales y que puedan también elevar su vida, tener momentos, lindos instantes. Eso es lo que quería hacer con el hotel. Por eso fui tan atrevido de poner Hotel + Universe, porque es más que un hotel. Es un universo de situaciones, de baile, de shows", concluyó.

Cerca de las 22 la música se fue apagando y la pista de patinaje, vaciándose. El festejo siguió en la intimidad del hotel con una cena para 200 personas. Para atestiguar que el lugar de encuentro que el empresario había soñado hace 10 años se había hecho realidad. Empujando y acompañando la transformación de Puerto Madero.

Fuente : Clarín

 

...
Siguiente
® CORPORACIÓN ANTIGUO PUERTO MADERO S.A. Todos los derechos reservados
Juana Manso 555, 3º Piso C, C1107BVA - Puerto Madero Este, Buenos Aires,  Argentina - Tel: 54-11-4515-4600 - info@puertomadero.com

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player